inicio · @abelcastosa · boletín

Uno de los grandes defectos que la gente suele nombrar al hablar del iPad Pro es que se trata de una de los pocos casos en los que el software no acompaña al hardware en el que funciona. Un dispositivo con una potencia bastante aceptable (teniendo en cuenta tamaños, pesos, batería…) se ve limitado por un sistema operativo pensado para dispositivos de hace unos cuantos años en el que características básicas como el soporte para ratón o el poder ejecutar aplicaciones en ventanas individuales brillan por su ausencia.

La alternativa de Microsoft al iPad Pro se llama Surface Go. Cuenta con un Intel Pentium Gold 4415Y a 1,6 Ghz, 4 u 8GB de RAM y 64 o 128GB de almacenamiento. Todo esto acompañado de una pantalla de 10 pulgadas con una resolución de 1800×1200px y un peso de 522 gramos… o 771 gramos si sumamos la funda-teclado. Le podrás conectar casi cualquier cacharro/adaptador que se te ocurra a su puerto USB-C y (gracias a $deity!!) podrás conectar tus auriculares de siempre al puerto jack de 3,5mm.

De entrada no son malos números, especialmente en la versión con 8GB de RAM y SSD de 128GB (por 599€ de precio recomendado)… como puedes adivinar hay un gran PERO, ¿podrá Windows 10 estar a la altura del hardware y de lo que uno puede esperar (modo tablet) de este equipo?

Interfaz… ¿adaptada a tablets?

Lo primero que me gustaría destacar es el teclado en pantalla. Hablamos de Windows, un sistema destinado, hasta no hace mucho, a ser usado con un teclado externo. Pues… primera alegría! Cuenta con varias disposiciones, incluidas un par que no muestro en la captura. Personalmente, la que encuentro más cómoda es la superior al ser lo más similar posible a un teclado físico, pero seguro que hay personas que agradecen las disposiciones más similares a lo que cabría esperar de una tablet.

Parece que la interfaz de Windows 10 sabe adaptarse al modo en que una persona lo usaría con un tablet: usando principalmente el dedo como dispositivo de entrada. De hecho los botones de acción de ventana (minimizar, maximizar y cerrar) parecen haber aumentado ligeramente de tamaño en los últimos tiempos, especialmente a lo ancho, incluso en un ordenador de toda la vida. Pero… ¿los menús que aparecen al hacer click con el botón derecho? ¿Se habrán adaptado? Vamos a probar en el escritorio, por ejemplo…

Aspecto del menú emergente al pulsar con el dedo (izquierda) y al pulsar con el ratón (derecha).

Transformando la tablet en portátil

Desde el momento del lanzamiento han estado disponibles una serie de accesorios oficiales para este dispositivo: Surface Go Signature Type Cover (teclado que hace a la vez de funda), ratón pensado para mobilidad, un ratón más de verdad, lápiz con sensibilidad de presión… hasta un dock para extender sus posibilidades de conectividad! Todo lo necesario para convertir esa tablet de poco más que 500 gramos en algo parecido a un portátil donde poder trabajar con una cierta comodidad.

Personalmente he podido probar la funda-teclado y el mobile mouse:

  • Surface Go Signature Type Cover: la parte que no tiene teclas me recuerda enormemente al tacto que tenía el teclado del Surface Laptop. Se acopla a la Surface Go con un ligero movimiento gracias a los imagenes y a un puerto de conexión que no pide grandes precisiones. Siendo 100% sincero no me transmite las mismas sensaciones que el teclado mecánico que uso en mi día a día. Lo que más noto es que las teclas tienen un recorrido bastante menor. Aún así lo encuentro un teclado bastante válido para personas que todavía no han probado un teclado mecánico o personas que van a utilizarlo en movilidad. El tamaño de las teclas es más que aceptable, nada de tamaños reducidos.
  • Surface Mobile Mouse: No tardé más de 30 segundos en sicronizarlo contando el tiempo que tarde en abrir el compartimento de las pilas y colocarlas. Me encanta que la rueda no se deje deslizar demasiado y tenga una cierta resistencia a cada paso que giras. Para tratarse de un mobile mouse tiene un tamaño de agradecer. Creo que el mejor piropo que le puedo decir es que no tengo comentarios más allá del tamaño, es decir, no he tenido retrasos entre el movimiento del dispositivo y el movimiento del cursor, no he tenido problemas de alcance… en definitiva, no me ha hecho cosas raras.

Uso diario

Por defecto el dispositivo viene con Windows 10 S, tal y como pasaba con el Surface Laptop. Se trata de la versión de Windows que limita la instalación de aplicaciones exclusivamente a las aplicaciones de la tienda Microsoft.

Del mismo modo que sucedía con con el Surface Laptop puedes actualizar a Windows normal desde la propia tienda Microsoft. Es más, al intentar ejecutar cualquier aplicación externa a la tienda (un exe que has descargado por ejemplo) te aparece un aviso explicando el motivo por el que no puedes ejecutar dicha aplicación y la forma de solucionar el problema.

Después de usar la Surface Go durante unas semanas creo que se trata de un dispositivo muy interesante.

Usando el dispositivo en modo tablet no he tenido grandes problemas para usar la interfaz con los dedos. También es cierto que en estos momentos buscaba más el consumo de contenidos que la creación. La temperatura en la mano tampoco ha sido un problema. Es cierto que después de un rato de uso aprecias una cierta calidez en algunas partes del dispositivo, pero para nada resulta molesto.

Al pasar a usar el dispositivo en modo portátil la experiencia ha sido bastante grata. Por supuesto que con sus especificaciones no está pensado para ponerte a utilizar 4 máquinas virtuales mientras editas un vídeo, está claro. Pero para un trabajo ofimático normal, la edición puntual de fotos, etc. la verdad que va más que sobrado. Ayuda increiblemente el puerto USB-C. Aunque solo cuente con 1 de estos, al poder conectar un HUB multiconexión (bien el dock oficial que mencionaba antes o bien un adaptador de terceros) te permite transformar ese puerto USB-C en una salida de vídeo, varios puertos USB y un puerto ethernet sin dificultad.

En ambos casos la batería me ha dado grandes satisfacciones, superando siempre las 6 horas de uso con soltura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.