inicio · @abelcastosa · boletín

Durante las últimas semanas he estado probando Bnext una respuesta a esos momentos en los que quieres poder disponer de algo de dinero (sin ser en efectivo) y sin estar ligado a una cuenta bancaria, como cuando vas de viaje o compras por internet, por poner un par de ejemplos… o para cuando quieres una tarjeta de débito con tu color favorito.

El funcionamiento es muy sencillo. Al darte de alta en Bnext te llega a casa una tarjeta Visa prepago que puedes recargar con tu propia tarjeta de crédito/débito existente o mediante una transferencia. Una vez el dinero ha llegado a tu cuenta Bnext (unos segundos en el caso de la tarjeta, un par de días en el caso de la transferencia) ya puedes usar la tarjeta Bnext como cualquier otra tarjeta de débito.

La primera vez que uses la tarjeta en el mundo real deberás introducirla en el datáfono y validar la compra mediante el PIN de tu tarjeta. Una vez hecho esto ya funcionará el pago contactless. Es decir, quitando el detalle de que es una tarjeta prepago no notarás ninguna diferencia respecto a una tarjeta de débito que te puede facilitar un banco tradicional… salvo que aquí no vas a tener ningún tipo de comisión siempre que respetes unos límites.

Por supuesto, al tratarse de un no-banco que te permite controlar todo desde la app se apoya en las notificaciones para ayudarte a controlar en todo momento los movimientos de tu tarjeta. En mi experiencia personal puedo decir que funcionan bastante bien:

  • Compra en ECI (21 Julio): Fue la que más tardó en llegar. Después de pagar fui directo al parking y juraría que al entrar al coche ya me había llegado. Es decir, retraso máximo de un par de minutos. Fue el día que usé la tarjeta por primera vez.
  • Restaurante Gran Muralla (22 Julio): Fui a recoger el pedido al restaurante y aquí probé el pago contactless por primera vez. En cuanto metí la tarjeta en el bolsillo y agarré las bolsas con la comida ya tenía la notificación en el móvil.
  • Pagos bloqueados (28 Julio): Esto fue un error mío. Bloqueé la tarjeta para probar que pasaba… y me olvidé cuando la quise usar de nuevo. Pero bueno, ahora he comprobado que el bloqueo de la tarjeta mediante la aplicación funciona correctamente. Las notificaciones llegaron en unos segundos a mi móvil.

Otras ventajas con las que cuenta Bnext es que puedes pagar compras en moneda extranjera (lo normal de comprar en eBay/Aliexpress… y pagar en USD) sin ningún tipo de comisión (en un inicio te cobran, pero después las devuelven). También puedes enviar y solicitar dinero a tus amigos (que tengan cuenta Bnext, lógicamente) y en unos segundos se pasa el dinero de una cuenta a otra.

Para terminar me gustaría hablar de algo muy importante en estos productos: SOPORTE A USUARIO. Unicamente lo he usado 1 vez vía twitter para consultar una duda y no pude terminar más contento: en menos de 20 minutos ya me habían respondido al primer contacto y en menos de 3 minutos respondieron al segundo. Además de eso tienes un chat de soporte dentro de la propia aplicación, una sección de ayuda en la web y una comunidad de usuarios en la que puedes plantear tus propias dudas y echar un ojo a las dudas de otras personas (y ver como lo han resuelto).

Si quieres probar Bnext no tienes más que abrir este enlace desde tu móvil y te ingresarán 5€ extra una vez actives tu tarjeta (a mi también me darán otros 5€)… aunque si echas un ojo al twitter de Bnext casi seguro que encontrarás alguna promoción en la que te regalen 10€ en lugar de mis 5€.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.