inicio · @abelcastosa · boletín

Esta tarde, vía @Wicho, llegaba a una entrada de Jeremy Palmer en la que hablaba de como Google está, poco a poco, rompiendo internet de un modo bastante cruel y, por que no decirlo, sin sentido.

A grandes rasgos comenta que una compañía le envía un correo pidiendo que elimine unos enlaces que le hicieron hace tiempo. Al parecer Google los ha marcado como no muy bonitos (unnatural) y recomendaba que ese enlace fuese eliminado si no querían que afectase al futuro posicionamiento de la empresa.

Me ha llamado la atención porque a mi me ha pasado lo mismo con un par de empresas hace poco. Enlaces que llevaban ya bastante tiempo colocados. Enlaces que nadie me pidió que los pusiera, simplemente escribía sobre un tema y enlazaba el nombre de la empresa con su web. Del modo en que lo he hecho siempre.

¿Qué queréis que os diga? Estoy MUY de acuerdo con la entrada de Jeremy. Para empezar… internet no es de Google. De hecho se puede decir que Google vive gracias a los enlaces. A grandes rasgos Google entra a una web y va recorriendo todos los enlaces que encuentra para encontrar páginas nuevas.

Si en el pasado, por los motivos que sea, han motivado a algunas personas a generar enlaces mal intencionados (en el sentido de enlaces forzados, no naturales) que se encarguen de pelear contra esos enlaces, no contra los enlaces que han hecho que internet sea internet. Así de sencillo.

Ir al enlace

Deja un comentario