inicio · @abelcastosa · boletín

Otro año más es 1 de Mayo. De nuevo han pasado otros 365 días, casi sin que te dieras cuenta. Pero esta vez es un poco más especial, esta vez es un número más redondo que el anterior… y esa tontería parece hacerlo diferente.

Porque cuando compras algo te auto engañas diciendo «no me ha costado 20€, sólo me ha costado 19,99€», esta vez es al contrario. Ya hace 20 años que Ayrton Senna se dejó la vida en una curva, en medio de una carrera.

Y ese número, 20, así, tan redondo… para algunos tan perfecto te pega una bofetada en la cara.

Puede que hayan pasado 20 años desde aquel día, pero para mi parece que ha pasado mucho menos. Me niego a ver ese número porque eso significa que ya tengo 20 años más. Son muchos años.

Racing, competing, is in my blood. It’s part of me, it’s part of my life; I’ve been doing it all my life.

Esa persona tímida y reservada que en cuanto ponía sus manos en el volante se convertía en un PILOTO, así con mayúsculas. Porque si eres capaz de poner de acuerdo a Niki Lauda y James Hunt para decir que probablemente eres el mejor piloto que ha existido nunca tienes que ser muy bueno… jodidamente bueno.

Seguro que algunos se empeñan en criticar algunas de sus actuaciones en la pista, pero no se puede ser tan egoista cuando paras tu coche en mitad de una clasificación para salvarle la vida a otro piloto. Casualidades de la vida ese mismo piloto acabó siendo testigo de la muerte del brasileño.

If I ever happen to have an accident that eventually costs me my life, I hope it is in one go. I would not like to be in a wheelchair. I would not like to be in a hospital suffering from whatever injury it was. If I’m going to live, I want to live fully, very intensely, because I am an intense person. It would ruin my life if I had to live partially.

Y así fue. Apenas 4 meses antes del accidente dijo esas palabras y se cumplieron sus deseos. El tiempo que vivió su vida lo hizo de un modo completo, intenso, del mismo modo que pilotaba.

201405-Senna-lluvia

A pesar de todo, después de todos estos 20 años hay algo que no ha cambiado. Si por un casual se te escapa una lágrima al pensar en Senna puedes estar seguro de que él correra por ella llevándose la victoria.

Deja un comentario