inicio · @abelcastosa · boletín

En esto que tienes una tarde libre y decides montar una videoconsola en un coche con su volante y pedales correspondientes y dices: “oye… quien será más rápido en una vuelta, un piloto en la vida real o en la consola”. Montas unas cuantas cámaras para grabarlo todo y ya tienes un vídeo bastante curioso.

Aún así se me ocurre elevar el grado de frikismo… intentar conectar el volante y pedales de la consola a la centralita del coche y ver que pasa cuando las órdenes que recibe la consola son las mismas que le da el piloto de verdad al coche de verdad. Sería una buena forma de comprobar el grado de simulación del juego…

Deja un comentario