inicio · @abelcastosa · boletín

La verdad es que últimamente estoy dando segundas oportunidades. Así, en general. Le di una segunda oportunidad a tumblr hace un tiempo. Le he dado una segunda oportunidad a un uso de twitter que hace tiempo que no le daba, le he dado una segunda oportunidad a Windows, etc… De lo que voy a hablar especialmente es de dar segundas oportunidades a ciertas marcas.

Nokia + Microsoft

En este caso tienen que ir de la mano, de un modo totalmente inseparable. Siempre he sido MUY fan de Nokia. Sus gamas empresariales (serie E) siempre han sido mi debilidad. De hecho sigo amando mi E71 como el primer día. Eran terminales con una construcción sólida y muy bien rematada. Nade de plásticos ni baterías de juguete. Terminales que aguantaban mi ritmo de vida.

El caso es que con el tiempo a Symbian se le notaba los años. Entre eso y que cierto día apareció un iPhone en mi casa pues… abandoné Nokia. Aún así siempre he terminado utilizando mi E71 de vez en cuando. Siempre que usaba mi E71 decía lo mismo: «me sigue encantando… pero le falta esa sensación».

Gracias a mi Lumia 800 puedo disfrutar, de nuevo, de un gran terminal de Nokia con un sistema operativo que tiene ese algo. La forma y materiales del Lumia 800 me tienen totalmente enamorado. Es así. El sistema operativo… me ha ganado, así de simple. Es algo diferente. Hace las cosas de otro modo. A la vez es un sistema bastante estable. La batería me dura hasta el final del día. Creo que no puedo pedir más.

De la mano de la combinación que forman este Lumia 800 y Windows Phone he vuelto a usar Windows para algo más que para tomar apuntes en clase. De hecho he vuelto a desarrollar!! Como podéis imaginar he estado desarrollando para Windows Phone, para lo que he necesitado utilizar Windows 7 y Visual Studio (una versión reducida para Windows Phone).

La verdad que no he estado tan a disgusto. Es cierto que echo en falta algunas cosas de OSX… pero el 95% es software que estoy acostumbrado a utilizar y las versiones (o alternativas) de Windows son algo diferentes. No se me ha colgado mientras lo utilizaba en modo normal. De hecho lo único que odio son tantas actualizaciones… que realmente son definiciones de un software integrado de seguridad así que tampoco debería contar tanto.

BlackBerry

Hace tiempo que abandoné BlackBerry. Lo peor de todo es que fue por una cuestión económica. Me salía bastante más barato una tarifa de datos en una OMV que la tarifa BlackBerry y podía hacer más cosas. En ese momento BlackBerry no era lo que mejor cumplía con mis necesidades y era más caro así que cambie de sistema. Creo que fue la última decisión inteligente que tomé en mucho tiempo.

Después de ese abandono hubo una especie de vacío. Seguía admirando BlackBerry pero no acababa de encajar en lo que buscaba. Aún así seguía al tanto de las novedades que presentaban. Siempre con la ilusión de volver al mundo BlackBerry.

Un día Euskaltel y Yoigo presentaron sus tarifas BlackBerry. Ahora ya no era un motivo económico porque el precio del servicio BIS era muy similar al de cualquier plan de datos normal de características similares. El problema es que ahora no tenía BlackBerry.

Me pude hacer con una BlackBerry 8520 que llegué a odiar. Habían pasado unos años desde mi BlackBerry 8310 y esta 8520 no superaba a mi amada 8310. De hecho en cosas era inferior (la 8520 no tiene GPS por ejemplo). Entre unas cosas y otras volví a alejarme de BlackBerry y su mundo… hasta hace nada.

Hace unas semanas compré un BlackBerry PlayBook. Me he vuelto a enamorar. El hardware es la leche… pero es que el software sabe de sobra como utilizar ese hardware. El menor tamaño y el peso lo hacen más cómodo que el iPad. Respecto a la pantalla si que la he notado más pequeña, pero me he acostumbrado muy rápido. Realmente el cambio es que el iPad es 4:3 y el PlayBook 16:9.

Creo que el mejor resumen de mis semanas con el PlayBook es que le he robado una BlackBerry 9500 a un amigo durante unos días para probar el modo bridge entre ambos productos de BlackBerry. Si todo pinta como en mi imaginación creo que estoy a punto de conocer la combinación que necesito.

Motivos

El motivo de todo esto es muy simple: le estoy dando una segunda oportunidad a la tranquilidad. Empiezo a estar un poco cansado de la combinación iPhone + iPad y sus problemas, en especial de batería. También empiezo a estar cansado de tantas notificaciones llegando desde tanto sitios distintos.

En Windows Phone tengo esa parte de ocio. Una cámara bastante buena, un sistema sencillo e intuitivo de utilizar. También tengo algunas aplicaciones chorra. Si todo pinta como espero en BlackBerry tendré la parte de trabajo. Un correo electrónico perfecto con un tablet, que puedo llevar a todos lados, para cuando necesito algo más.

Porque creo que necesitaba tomar otra solución como la que tomé cuando abandoné BlackBerry porque costaba más para hacer menos, una decisión inteligente. Esta vez lo inteligente es volver a estar cómodo con la tecnología que uso. Quitando distracciones y buscando eficacia… y quizá, ahora mismo, el iPhone y el iPad no puedan darme eso.

Deja un comentario