inicio · @abelcastosa · boletín

Como uno va teniendo ya cierta edad, supongo que es hora de hacer algunas de esas listas que se suelen hacer. Listas como: cosas que hacer antes de morir, famosos con los que me podría liar sin que se consideren cuernos, ciudades que visitar… ese tipo de listas. Poco a poco, a medida que se me vayan ocurriendo motivos, voy a hablar de algunas ciudades que me gustaría visitar.

Como siempre en mi vida, habrá algún motivo más o menos normal, pero en el fondo, todos tendrán algún motivo geek, o relacionado con los coches. Como veo que me enrollo y no empiezo, aquí va el episodio 1: París.

Supongo que mis ganas de visitar París nacieron, más o menos, el mismo día que vi la película Moulin Rouge. Mis ganas de conocer el Mouling Rouge real… simplemente aparecieron y empezaron a crecer. Hoy en día aún no me lo he quitado de la cabeza. Sé de sobra que no es lo mismo que aparece en la película, pero creo que es uno de esos sitios que merece la pena ir, al menos una vez en la vida ya que es una de las cosas que ver en París que más me interesan.

Otra de las zonas que me gustaría visitar sería La Défense. El distrito financiero de París. Supongo que simplemente por el contraste entre los edificios más “clásicos“ de París, es decir, los que el turista medio va a visitar, y los que puedes encontrar aquí es una visita obligada.

Existen también otros “lugares típicos” que me gustaría visitar como esta torre tan famosa (si, la torre Eiffel), la catedral de Notre-Dame, la avenida de los Campos Elíseos, el ayuntamiento de París y mil lugares más. Pero como dije mi visita a París tendría también un motivo más geek. Este motivo sería: Apple Stores.

París tiene 2 Apple Stores. Dos tiendas que me vuelven totalmente loco, tanto por donde están por como son. Las dos Apple Stores de las que hablo son: Apple Store Carrousel du Louvre y Apple Store Opera

Apple Store Louvre

Situada casi debajo de la pirámide de cristal del Louvre. Si me preguntáis mi opinión personal, es quizá la tienda más “icónica” que puede tener Apple en el mundo. El Louvre no deja de ser un museo, y no precisamente un museo “de barrio”. En el Louvre si algo te vas a encontrar es arte. Esta tienda, para Apple, es como decir “nosotros, en parte también somos arte”.

Quien en estos momentos me empiece a llamar fanboy… buscad un poco el CV de Jonathan Paul Ive. Entre otras cosas que busque una cosa llamada MoMA. Una vez que encontréis esto, entenderéis porque la Apple Store del Louvre es tan icónica para Apple.

Apple Store Opera

Más o menos cruzando la calle, una vez que has salido de la ópera de París todo parecen edificios normales. Todos de la misma época y todos, más o menos dedicados a lo mismo. Pero si te fijas con cuidado, verás la manzana mordida en las paredes de uno de esos edificios. Por muy raro que pueda parecer, esas manzanas no desentonan. La fachada no se ha modificado. La tienda pasa desapercibida. Hasta que entras…

Una vez que entras en la tienda estás directamente en el mundo Apple. Es una tienda más. Excepto… es un banco!! Antes de que Apple abriese allí su tienda, había un banco. Una vez consiguieron ese lugar para su tienda, Apple no intentó clonar ninguna otra tienda. Respetó la arquitectura y adaptó sus necesidades a lo que había. El resultado lo podéis ver en las imágenes. Una fusión entre dos mundos en perfecta sintonía.

Otro día explicaré alguna de las otras ciudades que me gustaría visitar. También explicaré porque siento tal fascinación por las tiendas Apple, en especial por esas que son un poco diferentes a lo que puedes imaginar de una tienda que venda portátiles y reproductores de música. Os prometo que es una historia un tanto interesante.

Deja un comentario