inicio · @abelcastosa · boletín

Sí, lo confieso, me gusta descargarme contenidos de internet, es más, disfruto cuando lo hago! Me da igual lo que sea: software, música, vídeos, pr0n, etc… lo que sea, lo gozo!!

Creo que llegados a este punto más de un iluminado me habría puesto de grandísimo pirata para arriba… y tendría toda la razón de no ser por un par de detalles sin importancia: no he mencionado si son contenidos sujetos a derechos de autor, ni tampoco he comentado si pago por las descargas o no. Que así, de primeras y en frío parecen nimiedades… pero si lo piensas detenidamente esas dos cuestiones son las que realmente importan del asunto.

Para completar la ronda de sinceridad voy a decir que SI, me descargo versiones piratas de algunos programas, pero simplemente para probarlas durante un tiempo en un entorno real. Si considero que me ayudan en mi vida diaria y merecen la pena compro las licencias oportunas… y no me duele hacerlo, es más, es algo que disfruto haciéndolo puesto que considero que es lo mínimo que se puede hacer respecto al padre de la criatura. De hecho tengo que decir que alguna vez he realizado donaciones a los desarrolladores del software gratuito que uso más a menudo.

Un tema muy relacionado podría ser el de la aplicaciones y juegos para el iPhone. Nunca le hice Jailbreak a mi iPhone para poder instalar aplicaciones sin pasar por caja. Normalmente las aplicaciones que suelo comprar tienen una versión lite. Por otro lado intento estar atento a ofertas puntuales, mediante webs, twitter, etc… Y, finalmente, intento usar la cabeza de vez en cuando. Por ejemplo, apenas uso el GPS en el iPhone… me compré la aplicación Ndrive Iberia en lugar de TomTom, Navigon o similares porque Ndrive eran 5€ y las otras algo más de 40€

Audio y vídeo, donde llegan los problemas

Pero si nos vamos al terreno multimedia las cosas cambian un poco. Me gusta la música, de hecho me paso muchas horas al día escuchándola, pero ni habitación ni mi presupuesto crecen al ritmo de mis descubrimientos musicales. No me puedo permitir comprarme varios CDs al mes ni tampoco tengo hueco para guardarlos. Así que recurro a opciones B como por ejemplo comprar las canciones que realmente me gustan en la iTunes Store o escuchar música mediante Spotify. Así o pago por la cuenta premium o la publicidad paga por mi.

El problema es cuando entramos en el terreno del vídeo: películas y series. Respecto al cine hace tiempo que tengo una cruzada personal en su contra, así que voy lo mínimo posible. Respecto a las series… es complicado. Gracias a que me bajo bastantes series de internet he descubierto cosas que no podría haber descubierto de otro modo. Gracias también a estas descargas he visto que algunos doblajes al castellano pueden destrozar por completo algunas actuaciones.

En algunos casos, muy contados, podría optar por la opción de ver algunos capítulos en la web de la cadena emisora. Pero sinceramente… ¿alguien lo ha probado? Yo lo he intentado un par de veces y era un bajón. La calidad no era lo mejor que se podía esperar, intentaban colar publicidad de un modo que no era tolerable, etc…

Mi solución personal ha sido pagar a alguien que me puede ofrecer esos contenidos con una cierta calidad y comodidad, es decir: a una velocidad razonable, sin tener que esperar demasiado, instalando la mínima cantidad de software posible, etc… Mi solución personal ha sido… comprar una cuenta premium de megaupload para poder bajarme las series en 720P y sus respectivos subtitulos. Realmente megaupload solo hace de algo así como intermediario y a quien le debo agradecer el capítulo y los subtitulos no es a ellos, pero cuando puedo agradecer al uploader o subtitulador lo hago.

Si he de ser sincero he tirado por esta opción por una razón muy sencilla: nadie más me ofrecía algo parecido. Si tuviese otra opción la consideraría, al igual que he hecho con la música, en ocasiones comprando algunos contenidos directamente vía iTunes Store, y en otras ocasiones alquilando o pagando a alguien que pague por mi, como en el caso de Spotify o las pruebas que hice con otros servicios similares.

El día que Netflix aterrice en España me lo voy a pensar. Me daré de alta ese mes gratuito para valorar el servicio si es que lo ofrecen. Si no lo ofrecen, pagaré por un solo mes para probarlo durante un tiempo aceptable y formarme una opinión real. Si es lo que busco no tendré ningún problema en pagar esos 8$ (o equivalente) que cuesta el servicio al mes. De hecho para mi sería un alivio y tranquilidad, puesto que no tendré que preocuparme de buscar las descargas, ponerlas a bajar, etc… simplemente seleccionar el capítulo y darle al play…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.