inicio · @abelcastosa · boletín

Yo, era de Nokia. Más o menos desde siempre hasta hace poco. Sólo tuve una pequeña fase BlackBerry (que espero repetir en breve jeje), pero aún así mi segundo móvil era un Nokia. Fue realmente en esa fase Blackberry cuando fui consciente del verdadero problema de Nokia y su muy difícil solución.

Cuando usaba Nokia yo estaba contento. Tenía Opera (el único navegador decente durante mucho tiempo para móviles), TomTom, Garmin, reproductores multimedia, etc… Es decir, de software estaba más que servido. El hardware normalmente era de una calidad bastante aceptable. Así que… yo estaba contento.

Hasta que un día probé una de esas cosas llamadas BlackBerry… y descubrí un mundo totalmente distinto. Tenían aplicación oficial de gTalk, gMail, flickr, facebook, etc… todo era totalmente oficial, con novedades y actualizaciones cada cierto tiempo, etc…

La verdad que aquí alguien podría decir que Google tenía una aplicación genérica en java de gMail para todos… pero la versión de BlackBerry estaba como chopocientas veces mejor integrada con algo tan sencillo como el perfil de tonos y las notificaciones en la pantalla de inicio.

Después de un tiempo con una BlackBerry 8310 decidí volver a Nokia, por el tema del hardware, y elegí un Nokia E71, móvil que para mi ha sido lo mejor que he tenido nunca en cuanto a materiales. Los materiales me enamoraron, la batería tenía una duración aceptable, se notaba bastante resistente, etc…

El problema llegó que por esa época descubrí algo llamado twitter. Por aquel entonces la gente de BlackBerry ya tenía algún que otro cliente decente y gratuito, los usuarios de iPhone tres cuartos de lo mismo, pero para mi E71 solo existía una aplicación decente: Gravity. El problema es que era de pago, que no es un problema en si, pero daba mucha rabia ver como otros usuarios tenín varias alternativas gratuitas y tu única opción fuese de pago.

Después de mi E71 me llegó un iPhone 3GS. En ese momento fue cuando descubrí todo el potencial que estaba perdiendo. El iPhone no le llegaba a la tapa de la batería en cuanto a materiales de construcción al E71… pero se lo comía en un abrir y cerrar de ojos en el tema aplicaciones.

Lo que era aún peor en este caso es que el 99,999% de esas aplicaciones eran cosas de terceros, es decir, NO desarrolladas por Apple. Que realmente es lo que le da esa riqueza al ecosistema de cualquier plataforma y sus tiendas de aplicaciones.

El caso es que Nokia ha ido perdiendo fuerza en esta carrera con el paso de los meses (se podría decir años sin temor a equivocarte) y hoy en día ya no es ni la sombra de lo que solía ser.

Aún recuerdo cuando me regalaron el Nokia 6600. Para mi fue uno de los mejores regalos que nadie me podría haber hecho nunca. Un móvil al que le podía instalar aplicaciones de un modo medianamente serio, con unas características que te hacían soñar.

Por desgracia, hoy en día algo tan simple y necesario como Evernote para el día a día (una vez que lo conoces y pruebas) no tiene versión oficial para ninguna versión de Symbian. Twitter creo que sigue sin un cliente oficial como tal (aunque creo haber visto un widget el otro día que probaba un Nokia N8). Facebook tiene varias versiones haciendo que a veces no sepas si alguna de ella sirve para tu móvil o como encontrarla. Y así con varias decenas de ejemplos sin tener que pararte a pensar.

Carlos
29 Dic 2010 - 10:02

Buenas Abel primero felicitarte por el Blog y el trabajo fotográfico.

Segundo pedirte disculpas por que queria hacerte una pregunta y no he encontrado un mail al que enviártela. Y finalmente te la hago en un articulo de tu blog.
He visto entre tus fotos que montaste un portátil Compal , yo tengo el mismo y la tarjeta grafica a muerto. Mi pregunta es ¿ la tarjeta gráfica es integrada o en un puerto mini agp?

Gracias por todo

Un saludo

7 Ene 2011 - 11:17

He estado buscando un poco toda esta semana y parece que si…

http://www.mxm-upgrade.com/IFL90.html

Solo que al hombre se le han terminado las gráficas… pero opción parece que hay ;)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.