inicio · @abelcastosa · boletín

El resumen así en plan rápido podría ser: Apple presenta el iPhone 4, empiezan a reportarse problemas con la antena (y consecuentemente con la cobertura) del cacharrito, Apple los niega y dice que es problema de software, el CTO de Microsoft dice que el iPhone 4 es el Vista de Apple, Apple parece que empieza a solucionar los problemas en silencio y, para terminar la semana y el asunto, va Apple y organiza una conferencia de prensa para mañana mismo en el que se supone que expondrá su visión del asunto. Ahora viene la versión extendida…

Apple lanza a la venta su nuevo iPhone 4, la gente hace tremendas colas para conseguirlo y se convierte en un super éxito de ventas como casi cualquier producto de la gente de Cupertino. De hecho todo el mundo alucinaba con sus cifras de ventas en un período de tiempo tan sumamente corto. Lo malo de tener ese volumen de ventas es que son demasiadas personas las que tienen tu producto y el número de situaciones a las que tu dispositivo se enfrenta crecen de manera exponencial.

El caso es que uno de los errores más graves que han notificado los usuarios es que al coger el iPhone 4 de un modo determinado empezaba a perder la cobertura hasta que finalmente se quedaba sin señal llegando a cortar la llamada. Se ha debatido bastante sobre esta feature (sí imagina que en lugar de hacer el mono simplemente puedes cortar llamadas indeseadas agarrando el móvil de una forma determinada) hasta que llegó el puntazo definitivo.

Desde el blog de Consumer Reports publican una entrada, con un vídeo, en el que demuestran como la pérdida de seña es a nivel hardware y desaconsejan la compra del terminal. También enseñan una forma de intentar solucionar el problema con un pequeño trozo de cinta adhesiva. El movimiento de Apple ante esta entrada fue eliminar las referencias a Consumer Reports en sus foros oficiales.

Mientras tanto hay gente que empieza a comentar que los iPhones 4 fabricados a partir de la semana 27 tienen pequeñas diferencias respecto a los terminales de la primera hornada. El frontal negro es algo menos negro, permitiendo ver el sensor de proximidad a simple vista. También se dice que los laterales son algo distintos, algo menos brillantes, como con una capa de aislante que evita el cortocircuitado de las antenas y por extensión el fallo de la pérdida de cobertura.

A todo esto salen unas declaraciones del CTO de Microsoft, Kevin Turner, en las que dice: “It looks like the iPhone 4 might be their Vista, and I’m okay with that” que viene a ser algo así como “Parece que el iPhone 4 es su (de Apple) Windows Vista… y esto de acuerdo con eso”. Por cierto, Kevin Turner es el de la foto de arriba… que nada más ver su imagen me he convertido en muy fan suyo jeje

Como punto y seguido a todo esto, al menos por ahora, Apple ha convocado una rueda de prensa para el día de mañana en el que se espera que de explicaciones acerca del problema y como piensan solucionarlo… Porque la parte mala de tener tanto éxito con el iPhone 4 es que cambiar todos y cada uno de los terminales les podría salir por unos 1300 millones de dólares, lo que viene siendo una pasta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.