inicio · @abelcastosa · boletín

Así, de vez en cuando tengo que hacer una presentación por diversos motivos. Unas veces acaba en un PDF (si es un documento para enviar por correo) y otras veces termina en un PPT (si puedo hacer una presentación y explicar alguna de sus partes). El caso es que, bastante a menudo y casi siempre durante los primeros pasos, me enfrento a un pequeño problema: buscar LA imagen que apoye lo que estoy contando.

En un mundo perfecto saldría a la calle con mi cámara y en media hora seguro que encontraba la situación ideal para hacerle un par de fotos e ilustrar de la mejor de las maneras mi presentación. En el mundo real… a veces haces las presentaciones a las 2 de la mañana, otras veces las haces de camino al lugar donde vas a presentarlas, etc…

Getty images

Por suerte existen unas cosas llamadas Bancos de imágenes como Getty Images. Lo que hace la gente de Getty Images es crear, recopilar, clasificar y distribuir casi todo tipo de material multimedia. En un principio eran fotografías fijas, pero hoy en día cuentan hasta con contenidos musicales. Lo mejor de todo esto es que puedes personalizar completamente el tipo de uso que vas a darle para conseguir el mejor precio por el material necesario.

Un punto a favor de Getty Images es que ya llevan un tiempo en este negocio y han ido mejorando poco a poco hasta llegar al punto en el que elegir uno de sus recursos es casi sinónimo de calidad. Los lugares donde puedes encontrarte con estos recursos (publicidad, televisión, libros, películas, etc…) y los premios y menciones de sus fotógrafos dan buena cuenta de ello.

Thinkstock

El caso es que hace relativamente poco tiempo presentaron un nuevo servicio: Thinkstock. La diferencia con Getty Images es muy sencilla: en principio, en Getty Images eliges los recursos necesarios, personalizas el uso que vas a darle y pagas por ello; en Thinkstock eliges tu plan de suscripción (por número de imágenes o por período de tiempo), pagas por tu plan y empiezas a rebuscar entre sus 4,5 millones de imágenes disponibles.

Este tipo de pago es especialmente útil cuando, por tu actividad profesional, necesitas disponer de un gran catálogo de imágenes para hacer presentaciones, demos, etc… a tus clientes o posibles clientes, con el plus de saber que los problemas por violación de derechos en las imágenes que usas se reducen hasta ser prácticamente inexistentes… y en caso de existir sabes que tienes el respaldo de un grupo de profesionales detrás.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.